Historia del lugar

 

          En la Sierra Sur de Jaén, se encuentra el municipio de Alcalá la Real, situado en la encrucijada entre Jaén, Granada y Córdoba.

 

          La historia de esta zona deja ver, en cada uno de sus rincones, el paso de los distintas culturas que han poblado el lugar: Íberos, Romanos, Visigodos, Árabes y Cristianos, vivieron junto a las acequias, norias, molinos, atalayas y castillos que quedan como testigos de esa época.

 

          El entramado defensivo dominado por la Fortaleza de La Mota de Alcalá la Real, hizo que esta zona fuese la última frontera entre el Reino de Granada y los Reinos Cristianos, "Llave, guarda y defendimiento de los reinos de Castilla", lema que domina el escudo de la localidad.

 

          Si algo distingue a Al-Andalus es el uso del agua. Precisamente, es el aprovechamiento del agua, que fluye en abundancia en este lugar, lo que da lugar a la formación de lo que hoy se conoce como Aldea Ribera Baja, junto al cauce del Río Velillos.

 

          A lo largo de este río se construyeron numerosos molinos que, aprovechando la fuerza del agua, movían las piedras que molían trigo para hacer pan en las "tahonas", como eran llamadas la panaderías de esa época.

       

         Molino de Abajo es uno de los cinco molinos que existían en esta aldea. Estuvo en funcionamiento hasta bien entrados los años 50 del pasado siglo.

 

Complejo de Apartamentos Rurales Molino de Abajo
Callejón del Molino 7
23691 Ribera Baja - Alcalá la Real - Jaén
Teléfono:
Teléfono móvil: 625812358
Fax:
Dirección de correo electrónico:

Nº registro en turismo:

A/JA/00114